Correa cantó con la “Boca” en su visita al museo de Emelec

Como homenaje a los 10 años de revolución ciudadana y debido a uno de los últimos pedidos de nuestro líder eterno, Giuseppe Cavanna, compartimos a continuación una de las tantas actividades que cumplió el Ex Presidente de la República, Rafael Correa Delgado, junto a la Boca del Pozo.

A continuación el texto impreso en el Diario El Telégrafo del 16 de junio del 2011.

“Era martes en la noche y las luces del estadio Capwell estaban encendidas. Habían  10 patrullas de la Comisión de Tránsito del Guayas, 30 policías y más de 50 militares custodiando las 4 esquinas que rodean la “Caldera”.

Los moradores fueron sorprendidos al ver tanto alboroto, uno hasta se preguntó: “será que hoy (martes) juega Emelec”. Inmediatamente, una persona que se encontraba  cerca le replicó: “¡no! esta noche el presidente Rafael Correa nos visita”.

Así es, el  Mandatario cumplió con lo prometido a la barra Boca del Pozo en la cena que mantuvieron antes del inicio del campeonato, en el Palacio de Carondelet. Rafael Correa llegó a la “Caldera” para formar parte de la reinauguración de la galería.

Desde las 20:30 el titular del club eléctrico, Nassib Neme, en compañía de Giuseppe Cavanna  (líder de la agrupación azul) y Federico Rabascall, fueron los que le dieron la bienvenida al Primer Mandatario.

Luego procedieron al recorrido por los murales que contienen años de historia, glorias, derrotas, anécdotas y jugadores que enaltecieron el nombre del “Bombillo”, desde  1929 hasta la actualidad.

“Mire, señor Presidente, en esta foto el equipo celebró la goleada 5-1, en un clásico de la liguilla del 72, a Barcelona”, contó Rabascall. Acto seguido Correa respondió con una fuerte risa -como es costumbre en él- y un “sí, me lo recuerdo bien; creo que ellos (toreros) tampoco lo olvidan”

Entre los expositores de la Boca y Correa hubo tanta química que llegaron al consenso de que uno de los más recordados por la afición eléctrica es el portero Eduardo García.

“El ‘Ñato’, sin duda que es uno de los mejores que tuvo el equipo en todos los tiempos”, añadió Correa.

En el trayecto el presidente se topó con el póster de un inolvidable para los ecuatoriano: Julio Jaramillo, quien era hincha confeso del “Ballet” y tampoco pudo faltar en el museo azul.

“Allí está. Hasta los ídolos siempre están con los más grandes”, afirmó el Jefe de Estado, luego de contemplar una fotografía de JJ”.

Posteriormente, el gobernante se dirigió hasta los graderíos de la avenida Quito, donde se unió con los barristas para entonar las canciones que identifican a los “eléctricos”, empezaron con el himno: “Los domingos Guayaquil está de fiesta…” y terminaron con: “Tú eres mi hermano del alma, realmente el amigo”.

Al final Correa recibió una placa de reconocimiento de manos de Doménica Cavanna, hija de Giuseppe.”

Dejar Comentario